Remates por choques y accidentes con pérdida total

El auto usado que estás pensando en comprar puede haber sido rematado después de haber sido declarado en pérdida total, tras sufrir un accidente. Averígualo con Autofact.

Revisa si un auto ha sido chocado y rematado por pérdida total con el informe Autofact

Obtener
Informe
Revisa

Revisa si un auto ha sido chocado y rematado por pérdida total con el informe Autofact

Obtener
Informe

 El auto que estás pensando en comprar puede haber sido rematado por pérdida total

¿En qué situaciones un auto puede ser rematado por pérdida total?

Antes que todo, debe señalarse que para que un vehículo sea rematado por pérdida total, debe estar asegurado por alguna compañía de seguros y debe encontrarse considerablemente dañado, producto de algún accidente. Las pólizas de seguro de vehículos establecen que cuando un auto tiene un daño de gran magnitud cuyo costo de reparación supere el equivalente a un determinado porcentaje del valor comercial del auto (por lo general, 75%), éste se declara en pérdida total, con lo cual se procede su liquidación. El dinero recaudado en el remate se usa para solventar las indemnizaciones que cubre el seguro.

¿Cómo puede saber si un vehículo ha sido rematado por pérdida total?

El Informe Autofact es la primera fuente de información que te permite saber si un vehículo ha sido rematado por pérdida total. Pidiendo tu Informe Autofact sabrás si el vehículo ha sido rematado por pérdida total, además de informarte si la declaración en el remate fue por pérdida total reparable o pérdida total irreparable. Este dato te permitirá tener un claro indicio de un posible caso de clonación.

Para tu tranquilidad,en el informe se incluye alertas y tips en caso de que encontremos alguna información que sea indicio de algún problema que pueda acarrear el auto revisado.

El Informe Autofact es la fuente de información más completa y actualizada sobre remates por accidentes. Compara otras fuentes aquí.

Pide tu Informe Autofact en este enlace.

¿Por qué es importante saber si un vehículo ha sido rematado por pérdida total?

Existen una serie de razones por las que es importante revisar este tipo antecedentes:

  • Problemas mecánicos: Antes que todo, se debe partir de la base que un auto declarado en pérdida total es un indicio potente de que el vehículo posiblemente sufrió un daño estructural importante, aunque hayan casos en que tal declaración haya sido realizada solamente por un criterio económico como explicamos más adelante.
  • Considera además que, generalmente los rematadores de vehículos reparan el vehículo intentando abaratar costos para aumentar la rentabilidad al venderlo. Esto implica que recurran a prácticas como el uso de repuestos alternativos (alguno de ellos de baja calidad) y la reparación de talleres no certificados. Estas prácticas pueden resultar en problemas mecánicos en el largo plazo.
  • Caso de clonación: Si en el informe de un vehículo se señala que el auto fue declarado con pérdida total irreparable, es altamente probable que trate de un auto clonado.
  • En esta práctica, se toman los papeles e inscripciones de un vehículo rematado por pérdida total y se le transcriben a un auto robado de iguales características. Es decir, puede estar ocurriendo que el vehículo que estás pensando en comprar sea en verdad un auto robado al que han cambiado la identidad.

  • Finalmente, ten en cuenta que si un vehículo ha sido rematado por pérdida total, es altamente probable que no podrás asegurarlo.

¿Es posible que un auto rematado por pérdida total esté operativo?

Efectivamente, este caso puede ocurrir. La declaración un vehículo en estado de pérdida total es una decisión de la aseguradora, guiada por un criterio económico. Puede ocurrir por ejemplo, que el gasto en repuestos es demasiado elevado o la cotización del taller mecánico que tiene convenio con la aseguradora es demasiada elevada, con lo cual la compañía aseguradora determina que no es conveniente repararlo.

Se debe tener en cuenta que algunos talleres toman decisiones que significan altos costos pero que podrían resolverse de otra manera. Por ejemplo, cambiar completamente el parachoques u otra pieza por encontrase rayada o con una abolladura menor. En tales ocasiones, puede ocurrir que alguna persona lo remate y consiga una reparación a menor costo, dejando nuevamente operativo el vehículo. Estos casos normalmente corresponden a pérdidas totales reparables. Por esto, es importante fijarse en el tipo de pérdida total que se trate, al revisar tu informe Autofact.

Crédito Imagen: adrian8_8 / Foter / CC BY

Valora esta página


¿Ya estás listo para tener toda la información a tu alcance?

Pedir mi Informe