Crédito automotriz vs Leasing: ¿cuál elegir?

24 de Mayo 2016, 00:00 hrs.

Periodista

Si estás pensando en adquirir tu próximo auto mediante un crédito pero aún no sabes cuál elegir, en este artículo te ayudamos a decidirte comparando el financiamiento mediante leasing con el crédito convencional.

¿Eres empresa o particular?

Si estás entre estas dos modalidades de crédito y eres una empresa, es probable que tu opción sea la del leasing. Y es que este tipo de crédito automotriz no se encuentra gravado por el impuesto de timbres y estampillas, por lo que si eres una empresa te beneficia a nivel fiscal, además de que el crédito no aparece en las cuentas ya que este contrato se toma como un arriendo más, y el bien figura a nombre de la financiera que te lo “arrienda”.

Por otra parte, con esta modalidad de crédito los costes de las tasas mensuales se pueden anotar como gastos de la empresa, aspecto interesante de anotar si es que tu objetivo es adquirir el auto para tu empresa.

No obstante, si eres una persona natural es probable que no puedas beneficiarte de la mayoría de las ventajas de este crédito, por lo que ten bien en cuenta si será esta tu opción.

Diferencias entre ambos créditos

La principal diferencia entre ambos tipos de financiamiento es que el crédito automotriz está sujeto a la compra del auto, mientras que el leasing no lo está.

Además, el crédito automotriz sí figura como un crédito más en las cuentas del arrendatario. De manera que si eres una empresa, puede que este financiamiento no te interese tanto como el otro, pues si tu objetivo final es comprar el auto, también existe esa posibilidad mediante el leasing pero sin tener que declarar un crédito en tus cuentas.

Las cuotas en un crédito automotriz pueden variar entre los 6 y 60 meses, mientras que en el leasing no suele tener una duración más larga de tres años o 36 cuotas. Si tu objetivo hacer una gran inversión en un auto que pretendes tener durante mucho tiempo, te conviene el crédito automotriz tradicional, que es más flexible en el número de cuotas.

¡Y ojo!

En ambos casos, no tengas sólo en cuenta el valor de la tasa de interés, pues este puede ser más bajo en el leasing, pero después se le añaden costos asociados que aumentan la cuota mensual y te puede salir igual que la cuota en otros créditos. También puede pasar al contrario, que la cuota sea mucho más económica en un crédito automotriz, pero éste durar dos años más, por lo que al final estarás pagando mucho más por el mismo crédito.

Debes ser muy consciente de tu presupuesto y tus condiciones para poder elegir con propiedad el crédito que mejor se te acomode. Si aún estás indeciso, puedes revisar nuestros artículos sobre financiamiento e informarte bien antes de tomar tan importante decisión:

¿Cuan útil te resultó este artículo?


Informe Autofact

Patente
RUT
Tu nombre
Tu email
Tipo informe
¿Aún no lo tienes claro?
¿Por qué no ves un Informe Ejemplo?
Informe Ejemplo
Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica

¿Ya estás listo para tener toda la información a tu alcance?

Pedir mi Informe