Hypermiling: mucho más allá de la conducción eficiente

17 de Abril 2014, 13:28 hrs.

Líder en información de vehículos usados

Seguramente ya estás familiarizado con el concepto de conducción eficiente, el cual refiere al hecho de emplear ciertas técnicas para recorrer una determinada distancia con bajo consumo de gasolina. Pero tal vez no tengas tantas noticias es del concepto de hypermiling, una práctica similar que supone llevar al extremo el ahorro en consumo. ¡Conoce sus características aquí!

La pasión por el ahorro no conoce límites. Es que si bien somos muchos los que aplicamos todo tipo de técnicas para ahorrar un poco de combustible, lo cierto es que hay un pequeño grupo de personas que llevan esa práctica al extremo. De su mano ha nacido el hypermiling, una serie de recomendaciones que buscan gastar el menor combustible posible (incluso si ello implica llegar a límites algo ridículos).

el hypermiling te permite ir menos veces a las bencineras

¿Quieres saber lo que te recomiendan sus expertos? ¡He aquí algunos de sus consejos!

  • Reduce al mínimo la carga del vehículo: ya sabes que a mayor peso en tu auto, tendrás mayor consumo de gasolina. El consejos, entonces, resulta evidente. Quita todos los objetos del maletero que no utilices y que sólo ocupan espacio y minimiza tu equipaje lo más que puedas.

  • Aumenta la presión de los neumáticos: un poco más de presión a tus neumáticos te ayudará a tener menor resistencia a la rodadura, reduciendo así unas décimas menos de combustible por kilómetro. De todas maneras, controla regularmente que la presión sea la adecuada y no esté demasiado excedida ya que esto puede perjudicar a los neumáticos.

  • Apaga el aire acondicionado: a menos que la temperatura de tu vehículo sea tan extrema que perjudique tu conducción, procura dejar apagado el aire, ya que el compresor de aire consume energía.

  • No calientes tu vehículo antes de salir: aún cuando la temperatura sea baja, esta costumbre lo único que trae es un gasto mayor de combustible. En su lugar, conduce lentamente los primeros cientos de metros para que así el motor "estire sus piernas"

  • Reduce la velocidad antes de frenar: reducir paulatinamente la velocidad en lugar de frenar rápidamente ante un cruce o un semáforo, también reduce el consumo de gasolina. Aprovecha al máximo la inercia del vehículo y juega con la aceleración y la desaceleración para evitar tocar el pedal de freno.

  • Mantén una velocidad constante en ruta y, en lo posible, evita los desniveles. Recuerda que, a mayor cambio de velocidad, mayor será el consumo de energía. Lo ideal es mantener una velocidad de entre 60 y 80 Km en carretera y no exceder los 110 km en ruta. Conducir muy lentamente es igual de contraproducente que hacerlo a alta velocidad, por lo que lo mejor es tratar de mantenerse dentro del rango de las velocidades mencionadas.

  • Sube las pendientes en forma gradual, sin forzar el motor. Evita además, intentar recuperar velocidad en plena subida. Puede que te quedes sin fuerza y se verá reflejado en el consumo de la gasolina. Por tanto, una vez más debes aplicar el consejo anterior: velocidad constante pero con revoluciones medias y nunca altas.

  • Planifica tu recorrido y elige las rutas más óptimas y horizontales. Transitar por una ruta más corta no es sinónimo de ahorro en combustible. Recuerda que es más importante ?la calidad? que la cantidad, en lo que se refiere a una conducción eficiente. Por tanto, debes elegir los caminos con menos tráfico, en mejores condiciones y sin tantos obstáculos que atenten contra los demás consejos listados aquí.

Todo tiene su límite

Ten en cuenta que si sigues todas estas recomendaciones es probable que el tiempo que lleve realizar tu trayecto se incremente un poco más. De más está decir que todas las prácticas que excedan el sentido común no están permitidas: descender de una colina en punto muerto o colocarse detrás de vehículos de mayores dimensiones para obtener ventajas están totalmente prohibidos, principalmente porque resultan una amenaza a tu seguridad y a la de los demás conductores.

El objetivo de incorporar estas técnicas a la conducción cotidiana es el de mejorar la economía del vehículo sin caer en una obsesión extrema de ahorro de combustible a tal punto que pueda poner en riesgo la seguridad vial. ¡Tu vida vale mucho más que unos litros de gasolina! Recuerda: ¡Luz verde a la práctica del hypermiling con criterio y conciencia de la vida!

Crédito fotografía: Avodrocc / Foter / CC BY

¿Cuan útil te resultó este artículo?


Informe Autofact

Patente
RUT
Tu nombre
Tu email
Tipo informe
¿Aún no lo tienes claro?
¿Por qué no ves un Informe Ejemplo?
Informe Ejemplo
Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica

¿Ya estás listo para tener toda la información a tu alcance?

Pedir mi Informe