Presente y futuro de la conducción autonóma

20 de Marzo 2014, 10:58 hrs.

Líder en información de vehículos usados

La conducción autónoma ya es realidad en algunas ciudades del mundo. Un sueño antiguo con un presente promisorio gracias al desarrollo de gigantes de la tecnología y el propio trabajo que han hecho las marcas de autos. Conoce los avances aquí.

La conducción autónoma (que no es otra cosa que "autos que se manejan solos") ha sido el deseo de muchos ingenieros, diseñadores y del común de las personas durante mucho tiempo. Increíblemente y gracias a los avances de la tecnología moderna, aquella alocada idea que se originó hace unos 100 años por fin está cerca de hacerse realidad. Y es que las tendencias indican que, en un futuro muy cercano, el 75% del parque automotriz debería tener dicha característica incluida.

Conducción autónoma, un sueño antiguo

Andar en un auto que se maneje por si solo ya no es un sueño

Esta historia comienza en 1925, cuando la Quinta Avenida neoyorquina fue testigo de la presentación de un vehículo que era capaz de circular sin conductor ¿magia? No, el ingeniero electrónico Francis Houdina aprovechó un sistema de ondas de radio creado por él mismo por el que guiaba al auto como si fuera uno de juguete.

General Motors hizo lo propio en 1939, aunque el mejor ejemplo es el que todos pudimos ver con la serie "El auto fantástico" (Knight Rider en inglés), donde un Pontiac Trans Am no sólo se conducía solo, sino que también contaba con un ordenador a bordo que interactuaba con el piloto como si fuera un humano más.

Claro que esos intentos no eran más que esporádicos y, a veces, irreales. No obstante, el sueño perduró. Los años pasaron hasta que el mismísimo Gobierno de Estados Unidos  se unió a la iniciativa en 1997. En ese año creó el proyecto "Demo 97" con el que se probó con eficiencia que "la conducción sin conductores" era una alternativa real y factible.

Pero, si sus resultados fueron positivos, ¿qué pasó? Fue cerrado sin mucha ceremonia y la tecnología continuó su desarrollo por otros caminos: los vehículos militares.

La apuesta de Google

Igualmente, el anhelo siempre fue más fuerte y eventualmente encontraría a alguien que lo desarrollara. ¿Y quién otro sino Google iba a ser quien tomara la posta? La compañía de Mountain View invirtió 150 mil dólares y consiguió armar un sistema que permite la conducción autónoma con una altísima eficiencia y seguridad

Es más, su rendimiento fue tan sorprendente que el uso del vehículo fue declarado legal en carreteras de California, Florida y Nevada. Gracias a éstos y al estado avanzado de desarrollo de sus autos, el gigante de Internet ya está a la vanguardia en lo referido a los vehículos autónomos.

Google tomó el testigo en al investigación de los autos autónomos

Asimismo, estas no son sus únicas ventajas. Y es que su driverless car dispone de un beneficio adicional que lo pone muy por delante de las demás alternativas en desarrollo. Dicha ventaja radica en que su sistema no discrimina entre marcas ni modelos, por lo que podría convertirse, en teoría, en un sistema base adaptable para convertir cualquier auto convencional en uno de conducción autónoma.

Por si esto fuera poco, la compañía ya ha realizado todo tipo de pruebas con un éxito abrumador. De hecho, sus autos no tripulados han salido a las calles e incluso han alcanzado velocidades de 300 kilómetros por hora sin sufrir accidente ni desperfecto alguno. ¿Sabes lo que eso significa? Mejor eficiencia energética y menos muertes por imprudencia.

Estos resultados, por supuesto, incentivaron a los fabricantes de vehículos tradicionales (especialmente a los alemanes), que ven que hay futuro para este mercado.

La respuesta de la industria tradicional

Así, por ejemplo, la germana BMW lanzó en 2014 la Serie 3, una línea de vehículos con la característica de que puede acelerar y frenar automáticamente cuando la velocidad del tráfico circundante no sobrepase los 40Km/h. ¿Qué pasa con el resto? Volvo, Nissan y Toyota (por nombrar algunos) también están trabajando en modelos similares que deberían ver la luz entre 2014 y 2016.

También sirve de ejemplo lo realizado por Renault con las pruebas de su modelo Fluence Z.E. El mismo cuenta con conducción autónoma gracias al uso de radares, y forma parte del programa PAMU (Plataforma Avanzada de Movilidad Urbana) que busca ahorro de combustible, seguridad vial y comodidad. La iniciativa alcanzaría los modelos de producción en 2018 y contará con el respaldo de una compañía con décadas de trayectoria.

Volkswagen, por su parte, es uno de los más entusiastas, tanto así que llevan a cabo todo tipo de pruebas en la ciudad de Wolfsburgo, Alemania, donde hay unos 120 mil habitantes y varios prototipos de conducción autónoma.

Esto muestra que el interés está en alza y que seguramente, el mercado se verá inundado de estos vehículos más temprano que tarde. De hecho, se espera que para 2040 al menos un 75% del parque automotriz posea esta habilidad.

Los camiones de Mercedes pretenden cambiar todos los estándares de la conducción

AdaptIVe, el estándar europeo de la conducción autónoma

Con todo lo dicho basta para entender que la conducción autónoma tiene un futuro promisorio. Hasta ahora son 29 las marcas que se han unido en Europa en busca del sistema definitivo para convertir la conducción autónoma en una realidad para todos. Semejante esfuerzo ha redundado en el proyecto "AdaptIVe" (Automated Driving Applications and Technologies for Intelligence Vehicles, por sus siglas en inglés).

La iniciativa tiene por objeto estudiar las formas de hacer un sistema viable así como verificar cómo se tendría que regular legalmente el tema de la responsabilidad frente a problemas o accidentes por fallas de software o hardware, entre otros aspectos que no deben prestarse para "lagunas" más adelante.

En definitiva, si tienes en cuenta que muchos de estos vehículos autónomos ya dicen presente en las calles de ciertas ciudades y que ya se está considerando el desarrollo de legislación al respecto, entonces entenderás que la conducción autónoma es una realidad. Es cierto que aun falta para su comercialización masiva pero dado los avances gigantescos que se dan día a día, no deberías sorprenderte si en un par de años te encuentras cómodamente sentado en tu auto pilotado por un chófer informático.

Derechos de imagen: http://conociendotumundo.com/

¿Cuan útil te resultó este artículo?


Informe Autofact

Patente
RUT
Tu nombre
Tu email
Tipo informe
¿Aún no lo tienes claro?
¿Por qué no ves un Informe Ejemplo?
Informe Ejemplo
Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica

¿Ya estás listo para tener toda la información a tu alcance?

Pedir mi Informe