Cómo conducir de forma segura en una rotonda

Tranquila, tranquilo. Las rotondas parecen complicadas, pero si uno las enfrenta bien, son una solución vial frente a cruces más congestionados.

01 de marzo 2022

¿Qué es una rotonda?

La rotonda es un cruce funcional, pero complejo. Se trata de un cruce de intersecciones compuesto por un anillo vial central, con una isla o plazoleta en centro de la estructura. Dependiendo de cómo y dónde está ubicada puede tener una pista o muchas. Aquí te contamos cómo enfrentarlas.

Pese a todo, las rotondas representan una gran alternativa de descongestión vial, puesto que agiliza el tránsito en los cruces. Aún habiendo tacos a la entrada de rotondas, éstos serían mucho mayores si es que en lugar de rotonda hubiera un cruce en el mismo lugar.

Dicho todo esto, bueno es saber cómo enfrentar una rotonda, por dónde y cómo ingresar, además de aclarar quién tiene la prioridad.

¿Quieres un vehículo usado? No lo compres sin antes revisar tu Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

¿Cómo ingreso y quién tiene la prioridad en una rotonda?

Hay normas y reglas básicas que todo automovilista debe saber a la hora de manejar en lugares donde hay una o más rotondas. Sabiendo cómo y cuándo entrar a una, sin ganarse ningún bocinazo de vuelta, es clave para colaborar con evitar el caos vial.

1.- Antes de entrar a una rotonda:

  • Si ves que viene una rotonda en los próximos metros reduce la velocidad del vehículo.
  • Antes de llegar a la rotonda verás una señal de ceda el paso, pues es lo que debes hacer antes de entrar a una rotonda: ceder el paso de quienes entraron antes que tú para seguir su camino.
  • Mira por el retrovisor y hacia las demás pistas para tener una noción de los vehículos con los que rotarás en este tipo de cruce.

2.- Al entrar a la rotonda:

  • La preferencia de ingreso a una rotonda es siempre por el lado derecho. Si quieres entrar y salir en la siguiente, mantén siempre tu derecha.
  • Hay que respetar el signo de ceda el paso antes de entrar a la rotonda y también, sobre todo, cuando circulas dentro de una rotonda. Es clave que todos respeten su circulación al interior de una rotonda.
  • Nunca entres a la rotonda si no cediste el paso de manera adecuada y a la defensiva.
  • Elige la salida que usarás con anticipación y trata de ir siempre por tu pista derecha. Si no lo estás cámbiate con cuidado de pista, tomando todas las precauciones correspondientes, como mirar por el retrovisor, bajar la velocidad y usar tus intermitentes.

3.- Al salir de la rotonda:

  • Como te dijimos. Elige antes cuál será tu salida y mantente en el lado derecho del carril, si no busca cambiarte lo antes posible para que puedas salir bien de la rotonda.
  • Cuando elijas el carril, comienza la hora de salir, en ese momento señaliza con el intermitente hacia la derecha y podrás iniciar la maniobra para salir de la rotonda.

No entorpezcas el paso de nadie al salir. En casos extremos es mejor dar la vuelta completa a la rotonda, buscando siempre el carril derecho para salir en la vuelta siguiente, en lugar de arriesgarte saliendo a la primera estando mal posicionado.

¿Quieres un vehículo usado? No lo compres sin antes revisar tu Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ