Manejar a la defensiva: 10 consejos para ser un buen conductor

Mira todos los tips que te entregamos para que seas un buen y ejemplar conductor. Manejar rápido no es manejar bien.

10 de diciembre 2021

¿Qué significa manejar a la defensiva?

Un manejo a la defensiva sería algo así como decir, un manejo civilizado. Imagina que vas caminando por el paseo Ahumada o cualquier lugar muy transitado y vas rápido, pasando entre medio de la gente, gritándoles en la oreja que se corran hacia un lado e incluso, en el peor de los casos, pasando a llevar con tus hombros al resto. En auto esa persona sería un imprudente, alguien que conduce a la ofensiva.

Como dijimos, el manejo a la defensiva es característico de alguien civilizado, alguien que mira hacia los costados y hacia atrás cuando hace una maniobra, que señaliza, no es brusco al maniobrar, anda dentro de los límites de velocidad,  con las dos manos al volante, y ninguna en la bocina; que de hecho, está pensada para alertar a otros de emergencias y no para hacer que el resto se corra a un costado o acelere y deje pasar.

La importancia de manejar a la defensiva

Manejar a la defensiva no tiene nada que ver con manejar mal, todo lo contrario. Un manejo a la defensiva te permite anticiparte a situaciones de riesgo y a tener siempre el control de la maniobra, o al menos saber qué hacer en caso de. A la vez, un manejo a la defensiva, podría minimizar las consecuencias de un accidente, que no es menor.

Un manejo a la defensiva puede ayudar a que no choques producto de una mala maniobra de otro un imprudente. Al mismo tiempo puede evitar siniestros cuando las condiciones de manejo no son favorables, como escasa visibilidad por neblina o pavimento mojado por lluvia. Hay que pensar como los corredores del Dakar: Lo importante es llegar bien a destino.

Si quieres comprar un auto, revisa primero sus antecedentes en tu Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

10 consejos para ser un conductor a la defensiva

1.- Mira todo lo que pasa a tu alrededor

 La visión periférica es clave. Por mucho que manejar es mirar hacia delante, debes saber lo que hay a tus costados y atrás también. Estar atento a todo lo que te rodea sin duda te hará reaccionar mejor. Ojo con los puntos ciegos.

2.- Respetar los límites de velocidad

Nadie te apura. Seamos claros si vas de un punto A a un punto B en la ciudad a 50km/h recorrerás 10 kilómetros en 12 minutos, mientras que si vas a 70, recorres la misma distancia en 8,6 minutos. ¿Vale la pena realmente ir más fuerte?

Conservar una velocidad adecuada, dentro de los límites y cómoda para tus habilidades te hará reaccionar, decidir y maniobrar mejor.

3.- Desconfía.

Nunca supongas que sabes todo lo que el resto va a hacer. Desconfiar es bueno. Si vas andando y viene un paso peatonal, tienes semáforo verde y decenas de personas quieren cruzar la calle. Nunca te confíes. Alguien puede ir con prisa o ser un peatón imprudente y atravesar de todas formas. Si eres desconfiado irás atento a esas conductas peatonales.

Si vas detrás de un auto, no confíes en que cada vez que va a virar, usará los intermitentes o que su tercera luz de freno esté buena. Puede virar o frenar y si vas confiado el choque por alcance es inminente.

4.- Mantén una buena distancia con el de enfrente

 A propósito de lo que recién te mencionamos es que debes cuidar la distancia con el auto de enfrente. A esos riesgos debes sumarle que hay gente que tiene el mal hábito de hacer frenadas bruscas. Si no llevas la distancia adecuada, el riesgo de choque crece.

A la vez si alcanzas a alguien y no se puede adelantar, cualquiera sea la razón, disminuye la velocidad; no tiene ningún sentido acosarlo con tu auto desde atrás a muy poca distancia para que te deje adelantarlo.

5.- Conoce tu auto

Los autos modernos además de la seguridad activa, como los frenos, cinturones de seguridad y suspensión, están los elementos de seguridad pasiva, como la asistencia de frenado, las alertas de cambio de carril, control de tracción, subida en pendientes y varios otros sistemas dependiendo del modelo del auto. Lo importante es que debes conocer lo que tiene y lo que no.

Al mismo tiempo, sobre todo en el caso de los autos más antiguos o bien muy usados, debes ser aún más minucioso en conocer sus aspectos de seguridad activa. Los autos más viejos no frenan todos igual, ni siempre igual, por lo que sería muy bueno conocer todas sus respuestas en la conducción antes de pisar más el acelerador. Conoce cómo se comporta tu auto en cualquier contexto.

6.- Aprende técnicas de manejo apropiadas

 Si tienes mucho respeto por el volante e incluso síntomas de Amaxofobia, entonces es bueno que atiendas esas deficiencias para que no seas un riesgo para ti y para el resto.

Si sientes que lo necesitas no está demás hacer algún curso de manejo y quizás terapias alternativas que te ayuden a lidiar con la tensión que provoca a veces manejar. Con un buen curso, conoces bien cómo se comportan los vehículos a la vez que entiendes para qué sirve cada elemento de seguridad pasiva.

7.- Las dos manos en el volante es fundamental

 En el examen psicotécnico, si conduces con una sola mano, dejando el brazo izquierdo apoyado en la ventana ten por seguro que vas a reprobar. La posición de las manos, tal como explican los pilotos profesionales deben ir sobre el volante, con tu mano izquierda en el 10 del reloj y la derecha en el 2.

8.- No beber alcohol si se va a conducir 

 Más que conducción a la defensiva es este es un acto de autocuidado. Es sabido en todas partes que no existe persona en el mundo que borracho maneje mejor, así que ni alcohol, ni medicamentos ni otras drogas. Siempre hay que manejar lúcido y atento, es decir, a la defensiva.

9.- Evita distracciones innecesarias

 No uses el teléfono ni para hablar, ni para enviar mensajes; aunque existan los manos libres, entre usarlo y no usarlo es mejor que no. Puede ser solo recomendable que lo uses para navegación GPS, pero para eso compra el dispositivo que sirve para afirmarlo delante de ti y que puedas verlo sin distracciones.

10.- Conoce las normas del tránsito

Quizás la más importante y también obvia es que debes respetar siempre las normas del tránsito, tener los hábitos de un conductor prudente y civilizado.

Si quieres comprar un auto, revisa primero sus antecedentes en tu Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ