Cómo manejar mejor con lluvia

Si te toca manejar con lluvia, ¡paciencia! Es importante que llegues bien, ¡no que seas el primero! Reduce la velocidad, intenta tener una buena visibilidad de la carretera y céntrate en la conducción para poder reaccionar rápido ante situaciones de peligro.

28 de marzo 2022

Si está lloviendo cambia la forma de manejar

Una de las prácticas más peligrosas en carretera es manejar con lluvia. Las condiciones para la conducción se complican y se vuelve una tarea mucho más compleja, ya que requiere de la máxima precaución.

Tanto si manejas lloviendo, como si lo haces por terrenos o carreteras que aún están muy mojados tras la lluvia, ten mucho cuidado. Mantén las dos manos en el volante y evita cualquier distracción.

En épocas de fuertes e intensas lluvias, lo mejor es en la medida de lo posible, evitar manejar. Pero si no tienes más remedio, entonces te recomendamos que leas estos consejos para manejar de manera segura bajo la lluvia:

  • Si sientes miedo o alguna sensación desagradable al manejar, podrías sufrir de Amaxofobia. Con lluvia y en situaciones extremas, lo primero es conservar la tranquilidad y ser seguro al volante.  

Antes de comprar un auto usado, revisa su Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

1.- La distancia de frenado

Aumenta la distancia de frenado entre tu auto y el resto. ¡Con el asfalto mojado no se frena igual! Los frenos tardan más en actuar que en una situación habitual, por lo que si te ves obligado a realizar un frenado inesperado durante la lluvia, ten en cuenta que el auto tarda más en detenerse en estas situaciones.

  • Por esto y más hoy es obligatorio frenos ABS en todo el parque automotriz cero kilómetro.
  • El sistema EBD, ayuda al ABS a controlar mejor la frenada. 

2.- Aumenta la visibilidad

Enciende las luces frontales para hacerte ver. Siempre las luces bajas, pues las altas reflejan en el agua cayendo, haciendo un efecto "pared", provocando que veas menos hacia delante. Lo importante es que con luces, tu reacción mejore y no empeore.

3.- Reduce la velocidad

Aunque te puedas sentir muy seguro manteniendo la velocidad de siempre, las condiciones de manejo no son las mismas y por eso es recomendable disminuirla para poder controlar cualquier situación.

4.- ¿Cómo hago al pasar por una poza?

En cualquier poza, aunque la conozcas pasa despacio. Primero, no es chistoso que mojes a ningún peatón, segundo, niños jugando podrían haber tirado objetos contundentes dentro de la poza y tercero, no es un rally. Maneja con cuidado. Las pozas se pasan despacio. 

5.- Desempaña los vidrios

Si se empañan los vidrios con facilidad debido a la humedad y el cambio de temperaturas, usa el defrost de tu auto para evitar que se sigan empañando. Debes con todo mejorar tu visibilidad.

6.- El agua de una poza te nubla la vista

Si vas pasando por una poza, a la velocidad adecuada, puede pasar que otro vehículo no lo haga. De ocurrir esto, probablemente veas tu parabrisas repleto de agua. Eso reducirá tu visión a cero, ahí lo mejor es sacar el pie del acelerador, prender las luces intermitentes con el signo del triángulo y esperar que la visibilidad vuelva. 

Antes de comprar un auto usado, revisa su Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ