Cómo estacionar el auto: consejos y maniobras

Estacionamientos públicos libres, aculatados y en paralelo. Todas las formas en las que te puedes estacionar, con sus respectivos tips, los puedes ver a continuación...

08 de junio 2022

Estacionar un auto: una maniobra que hay que saber manejar

Si dices que sabes manejar, no basta con saber acelerar, frenar, doblar o pasar cambios; también hay que saber estacionarse.

Lo primero que hay que saber, es que existen básicamente tres formas de estacionarse en las vías públicas. Todo depende del tipo de estacionamiento que vayas a utilizar.

Si quieres comprarte un auto usado, revisa primero sus antecedentes con el Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

Estacionamiento de recintos públicos.

En primer lugar, está el estacionamiento público como los del mall o el aeropuerto, donde se estaciona un vehículo al lado de otro.

En estos casos, si estacionas de frente, elige un espacio entre dos autos donde quepa bien el tuyo. No olvides considerar el espacio de tus retrovisores laterales a la hora de usar el espacio que elegiste.

Entra entre los dos autos de la misma forma que si fueras a entrar en un pasaje. Es decir, cuidando no chocar ni topar con ninguno de los dos vehículos a tus costados.

Ahí el conductor elige si se estaciona con el frontal mirando a la pared o bien se estaciona aculatado.

Estacionar aculatado

En algunas fábricas, plantas o industrias, donde pudiese haber algún riesgo, se exige estacionar aculatado para que en ciertos casos de emergencia sea más fácil y rápido salir del lugar para ti y el resto.

Esta forma de estacionar tiene la ventaja de ayudar a la salida del estacionamiento, puesto que basta con mirar hacia en frente, ahí el problema aparece cuando hay que estacionar en reversa para quedar aculatado. La forma de estacionar es como la que acabamos de ver, solo que siempre en reversa. 

Para hacerlo correctamente busca un lugar donde quepa bien tu auto y posiciónate pensando que vas a entrar de frente en el estacionamiento, solo que esta vez entrarás con la parte posterior primero.

Cuando estés bien ubicado gira el volante en dirección hacia donde está el espacio, anda mirando por los espejos laterales y el central todo el tiempo mientras vas con cuidado hacia atrás.

Endereza las ruedas cuando veas que la parte trasera del auto ya se alineó con el espacio. No dejes de mirar por los retrovisores laterales para no topar con los vehículos de los costados, mientras que debes mirar también por el espejo central, que te indicará la distancia con algún vehículo en la fila de atrás o bien la distancia con una pared en caso de haberla.

Cuando hay sistemas de asistencia, cámaras y sensores de retroceso y alerta de punto ciego, toda esta maniobra se vuelve más fácil. 

Estacionar paralelo a la vereda

Esta forma de estacionar es por lejos la más complicada y polémica de todas. Hay que hacer maniobras en reversa y en paralelo a otros dos autos, sin chocar ninguno de ellos, a la vez que se busca quedar a pocos centímetros de la cuneta.

Hoy, varias marcas están desarrollando asistentes de estacionamiento paralelo, pero hasta que eso no esté desarrollado y democratizado como tecnología, todas y todos deben saber estacionarse en paralelo correctamente.

Para graficar mejor, este video de Derco Center explica perfectamente cómo realizar la maniobra de estacionar entre dos autos.

Si no quieres o no puedes ver el video, aquí te lo explicamos también…

Cómo estacionar en paralelo en 5 pasos:

  1. Ubica un lugar con suficiente espacio. Si estás aprendiendo a manejar, sería ideal practicar en un lugar donde caben dos autos, entre otros dos.
  2. Ponte al lado del auto de delante de donde estacionarás, cuidando mantener una distancia de medio metro a 60 centímetros entre tu puerta del copiloto y la del piloto del auto estacionado. Que tu parte trasera, quede alineada con la del otro auto.
  3. En ese momento, pon reversa y gira el volante hacia el lado donde estacionarás. En este caso a la derecha y a tope. Anda hacia atrás con cuidado y el volante virado. Procura no chocar con tu tapabarro derecho delantero, el tapabarro trasero izquierdo del otro auto. Nunca dejes de mirar por los retrovisores y estar atento al entorno.
  4. Anda en reversa hasta que veas la patente del auto de atrás por tu retrovisor izquierdo. En ese momento, si la punta de tu auto ya está en paralelo con la parte trasera del otro auto, ya puedes virar el volante hacia la izquierda y seguir yendo hacia atrás para que tu auto quede paralelo a la cuneta.
  5. Vas atrás hasta antes de topar con el auto de atrás. Ahí enderezas las ruedas y regulas la distancia con el auto de adelante y del atrás. Entre 50 centímetros y un metro de espacio con el auto de atrás y de adelante es suficiente.

Errores más comunes a la hora de estacionar

  • Ajusta bien tus retrovisores, debes poder ver bien hacia atrás. Algunos vehículos modernos bajan el retrovisor derecho cuando estás en paralelo para que corrobores una distancia adecuada con la cuneta. Se habla de 20 a 30 centímetros de distancia como un ideal.
  • No te frustres ni te sientas juzgado por quienes te miran. No hay peor error en la conducción que preocuparse por lo que dirá el resto. Tú concéntrate en realizar y practicar la maniobra las veces que sea necesario.
  • Si te encuentras con alguien estresado que te toca la bocina para apurarte, conserva la calma, tómate todo el tiempo que necesites. De esta forma, el que te tocó la bocina se estresará más. Tú ríe en silencio.
  • Evalúa bien las distancias entre vehículos. Estaciónate solo donde tienes la certeza que tu auto entra cómodamente. De lo contrario, te podría costar estacionar o después salir.

Estaciónate con seguridad

  1. Enciende las luces intermitentes cuando estés posicionando el auto para comenzar la maniobra, así nadie se sorprende contigo detenido en medio de la pista.
  2. Evalúa tu entorno y el tráfico antes de comenzar la maniobra. Trata de tener controlado los puntos ciegos y saber lo que hay detrás del vehículo.
  3. Nunca estaciones en lugares de entrada o salida de vehículos, donde hay grifos y donde por cualquier razón hay un letrero de no estacionar.
  4. No intentes hacer la maniobra del año. Si ves que no entras en el estacionamiento que elegiste, busca otro.

Si tienes tiempo y ganas practica estacionar en paralelo en lugares residenciales y más tranquilos. Es bueno poder hacer esa maniobra de forma fluida para que no seas el culpable por detener el tránsito por mucho tiempo mientras te estacionas.

Si quieres comprarte un auto usado, revisa primero sus antecedentes con el Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ