¿Cuándo cambiar los discos de freno?

11 de febrero 2016

Colaboradora Equipo Periodístico
Valoración: 3.9 (105 votos)

¿Sabes de qué depende el buen funcionamiento del sistema de frenos? Los discos de freno y las pastillas de freno son esenciales para que este sistema funcione, pero tienes que tener en cuenta que cada cierto tiempo debes cambiarlos dependiendo del uso de tu vehículo.

Los discos de freno son esenciales para el buen frenado del vehículo, por lo tanto revisarlos cada cierto tiempo garantizaría tu seguridad. Es importante que tanto los discos delanteros como los traseros estén en buen estado y que los cambies de acuerdo al uso que tenga tu automóvil, siempre teniendo en cuenta que los discos delanteros son los que se gastan más rápido.

Hay que considerar que los automóviles más nuevos, traen consigo una luz en el panel de instrumentos que se prende cuando los discos están muy gastados, acusando así un cambio necesario de los mismos. Sin embargo, es recomendable que los revises cada cierto tiempo, sobre todo si llegas a los 25.000 kilómetros recorridos, o incluso menos.

es importante que revises los discos y pastillas de frenado para evitar accidentes

Cuándo cambiar los discos de freno

  1. Revisa los discos y observa si es que tienen el grosor adecuado. Al costado aparece cuánto deben medir si están en buenas condiciones, si el nivel de grosor que tienen es igual o inferior al que aparece inscrito, debes cambiarlos. Esta información también la puedes encontrar en el manual de tu vehículo. Periódicamente debes revisar el estado de los discos, sobre todo cuando alcances los 10.000 hasta los 30.000 kilómetros recorridos.
  2. Hay veces en que los discos se rayan y ese también es un motivo para cambiarlos (sin importar si es que el grosor está bien). Es fácil darse cuenta de esto ya que por lo general se escucha un ruido extraño en el frenado si los discos están rayados.
  3. También es posible que los discos se deformen debido a un sobrecalentamiento. Podrás notar esto, ya que cuando los discos están deformes, se siente una pequeña vibración al volante al momento de frenar. Si es que los discos presentan esta anomalía, debes cambiarlos.
  4. Observa con regularidad los discos, ya que si éstos cambian de color (se tornan azulados) debido también al sobrecalentamiento, se deben cambiar inmediatamente.
  5. Cuando los discos están oxidados, tienden a romperse a formarse fisuras. Esto no es tan usual, aunque de por sí es un motivo urgente de cambio.

un disco oxidado es muy peligroso para tu seguridad y la de tu vehículo

Ten en cuenta, que a pesar de estos motivos que denotan un claro cambio de los discos, no hay un periodo exacto que debes considerar para su revisión, ya que depende directamente del automóvil, de su modelo, de su uso y de las condiciones a las que se enfrente. No es lo mismo el uso en zonas urbanas que en carreteras, ya que en la ciudad el desgaste de los discos suele ser mayor.

Asimismo, las pastillas de freno son igual o más importantes que los discos, ya que ambos forman parte del sistema de frenado de tu automóvil. Es por esto que debes revisarla con frecuencia cada cierto tiempo, y cambiarlas de ser necesario. Puedes cambiar las pastillas y no los discos si es que estos aún son útiles, sin embargo, cuando cambias los discos, obligatoriamente debes cambiar las pastillas.

0 Comentarios

INFORME AUTOFACT

Informe Autofact Chile

Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica
¡Únete a nuestros amigos en facebook!