Cuáles son las partes de un motor

Básicamente todos los motores tienen los mismos elementos, difiriendo en capacidad, potencia o calidad. Aprender un poco de mecánica te ayudará a entender fallas y comportamiento del auto.

09 de septiembre 2022

¿Cuáles son las partes de un motor?

Para cualquier propietario de un vehículo es recomendable conocer cuáles son las partes y piezas que conforman un motor. Saber más ayudará a entender las fallas y las explicaciones que dan los mecánicos a la hora de reparar alguna pana.

Conocer cómo se compone un motor de un auto te hará entender la importancia de las mantenciones preventivas y también de hacer reparaciones como corresponde, lo que se conoce como mantención correctiva.

Para que tengas algunos detalles extra, a continuación, te mostramos en detalle cada una de las principales partes de un motor.

¿Quieres un auto usado? Antes de decidirte, revisa su historial de revisiones técnicas, infracciones, permisos de circulación, multas TAG ¡y mucho más!

Ingresa la Patente del vehículo

Todas las piezas que componen un motor

ECU

La ECU o Electronic Control Unit es el computador y corazón de un auto. Es el cerebro que se encarga de enviar las señales para que el motor funcione, regulando cuánta mezcla de aire y combustible entra a la zona de combustión, entre varias otras funciones.

Si la ECU presentase algún problema, la única vía de solución es hacer un scanner automotriz y así poder encontrar, diagnosticar y evaluar el problema. Antiguamente, nada de esto era necesario pues cualquier situación era puramente mecánica… nada de electrónico. Dependiendo de la falla, la ECU se repara o se reemplaza.

Inyectores

Son el reemplazo del carburador; los encargados de inyectar combustible y aire a la cámara de combustión para que se junten con la chispa de la bujía y así hacer las explosiones internas con la que funcionan los motores.

En general es un inyector por cada cilindro y su origen se explica porque, determinado por la ECU, es mucho más eficiente que el carburador, entregando mezclas más ricas, fluidas y constantes al motor.

Las fallas más comunes en un inyector tienen que ver con la suciedad. Eventualmente se pueden tapar por gasolina contaminada que fluye desde el estanque arrastrando algunos micro sedimentos desde su interior.

A su vez, podrías tener la mala suerte de haber echado bencina de mala calidad, que podría estar contaminada antes de llegar a tu auto.

Los inyectores se limpian para hacerles mantención; pero en caso de que presenten alguna rotura o problema mayor se pueden reemplazar sin problemas.

Alternador

Es la fuente de poder de un auto. Es la única pieza electrónica que ha estado presente en los motores desde hace mucho más de 50 años.

La función del alternador es generar la energía necesaria para que la bobina envíe la corriente necesaria al distribuidor, el que al mismo tiempo distribuirá esa energía hacia las bujías por medio de los cables.

Si el alternador no hace su trabajo, el andar del auto será defectuoso y eventualmente no podrás ni encenderlo.

El alternador requiere de los giros del motor para ir recargándose mientras funciona; funciona como esa ruedita pequeña que gira con la rueda de la bicicleta para encender una luz, pero el alternador es un sistema muchísimo más complejo y determinante para el funcionamiento de un auto.

Si necesitas saber si tiene problemas o no hay una prueba infalible: Medir el voltaje de carga. Con la ayuda de un tester, mide el voltaje que entrega el alternador en los bornes de la batería. Si entrega 13,4v o más está todo bien.

Si baja de 13v, el alternador no está recargándose, por lo que tarde o temprano quedarás en pana. Los alternadores se reparan o se reemplazan dependiendo de la falla. Es importante que tengas claro que un problema en el alternador nunca jamás será por culpa de la batería.

Batería

La función principal de la batería es almacenar la energía necesaria para poder dar arranque al auto. Como el alternador se va recargando con el giro del motor, se necesita una fuente de energía para poder dar arranque, por eso está la batería.

Con el paso del tiempo y los avances tecnológicos, las baterías también ayudan a encender y controlar varios otros accesorios de los autos, como las radios o pantallas y otras cosas que no inciden en el andar del auto.

Si tienes un auto andando, podrá funcionar si desconectas la batería; pues, como dijimos, es el alternador el que hace funcionar el motor y la batería solo sirve para encenderlo.

Distribuidor

El distribuidor, como su nombre lo dice, debe distribuir la energía que recibe desde la bobina hacia las bujías a través de los cables de bujía. Una de sus fallas más comunes es que se le rompa algún terminal o la tapa propiamente tal.

En su interior el distribuidor tiene un artefacto llamado rotor, el cual va girando, enviando energía a una bujía por vez. Para que el rotor gire, el distribuidor tiene un eje que va al cigüeñal, girando a la par con el funcionamiento del motor.

Bobina

La bobina es como la pila. Es la que recibe la energía del alternador para enviarlas al distribuidor. Erróneamente, algunos mecánicos más tradicionalistas dicen: “no, las bobinas no se cambian, no fallan nunca”; bueno sí fallan, lo que pasa es que muchas veces el auto puede andar con una bobina defectuosa, solo que su andar también lo es.

Una buena prueba de cuán buena o no está la bobina es ver el color de la chispa. Con el motor apagado, suelta un poco todos los cables de bujía del distribuidor para que te sea más fácil sacarlos después, pero igual forma que queden conectados.

Hecho eso, dale arranque al motor y con la ayuda de un alicate y un trapo para aislar la corriente alterna, levanta uno por uno los cables de bujía para ver el color de la chispa que entra al sale del distribuidor. Si es azul, la bobina está buena, si es anaranjada o roja, es hora de reemplazarla.

Motor de arranque

También conocido como motor de partida; es el encargado de hacer girar el motor para que encienda. Cuando giras la llave de contacto le das el impulso eléctrico al motor de arranque para que dé partida.

Lamentablemente los motores de arranque son una pana más o menos frecuente, aunque no muy cara de solucionar. Si bien hay varios lugares y personas que se dedican a reparar motores de arranque, hay otras personas que sostienen que es mejor reemplazarlo.

Block del motor

El tórax del motor; así podría definirse al block. Ahí dentro ocurre casi todo. Dentro del block está el cigüeñal, las bielas y los pistones en reposo, entre otras cosas.

A la vez dentro del block hay ductos por donde pasa el líquido refrigerante; a su vez, entre los metales circula el aceite lubricante que impide el contacto directo entre todos los metales.

El block puede ser de fierro o de aluminio y su rotura puede ser fatal para el motor. Un calentón o incluso un golpe podrían romper el block o deformarlo, haciendo perder el lubricante y/o recalentando el motor hasta fundirse.

En estos casos la reparación puede ser bastante cara; pregunta a tu mecánico si en estos casos conviene mejor reemplazar el block de motor completo.

Cigüeñal

Es el centro de giro del motor de un auto. El cigüeñal es el eje que recibe el movimiento de los pistones para enviar el torque del motor a través de su giro hacia la transmisión. Es decir, es un eje que soporta el movimiento de los 3, 4, 6 u 8 pistones que tiene un auto dependiendo de su número de cilindros.

Cuando la bujía hace chispa y se mezcla con el aire y gasolina que viene de los inyectores se genera una explosión o combustión que empuja los pistones provocando su movimiento, que posteriormente es transmitido al cigüeñal. Un problema en el cigüeñal va a requerir un ajuste de motor probablemente.

Bielas

Las bielas son el puente que une el cigüeñal con los pistones. Cada pistón es soportado por una biela. De esta manera la biela transmite el movimiento del pistón hacia el cigüeñal para producir el giro del motor.

Al igual que en el caso anterior, un problema con las bielas podría requerir que tengas que ajustar el motor. Vale recordar que un ajuste de motor es caro, en muchos casos superando el $1.000.000

Pistones

Los pistones van al interior de cada cilindro y como te acabamos de decir son los que provocan el movimiento del motor tras recibir la compresión generada por la explosión de la combustión.

Los pistones son como el émbolo de una jeringa. Deben entrar justo dentro del cilindro para que la compresión pueda producirse. En caso de que exista alguna holgura se perderá compresión, haciendo que el motor pierda fuerza y en casos extremos casi no ande o se tranque.

Un problema en el pistón también es más o menos grave y requiere de un ajuste. Aunque el problema sea en un solo pistón, siempre es mejor cambiar los todos a la vez y no escatimar reparando solo el pistón con problemas.

Válvulas

Hay válvulas de admisión y válvulas de escape. Las de admisión permiten que entre la mezcla de aire y bencina, que terminan haciendo la combustión junto con la chispa de la bujía.

En tanto, las válvulas de escape liberan los gases generados en la combustión a través del tubo de escape. Normalmente los autos pueden tener dos o cuatro válvulas por cilindro. El convencional es una válvula para admisión y otra para escape; en tanto, los motores multivalvulares tienen dos válvulas para cada tarea, completando cuatro por cilindro.

Las válvulas a veces fallan por distintas razones, como una mala lubricación, un problema con la culata, eje de leva o algún accesorio donde va instalada.

Culata

Arriba de los pistones llegan normalmente dos o cuatro válvulas; ellas van dentro de la culata, que es la tapa opuesta al block del motor. Con la culata se completa la cámara de combustión, cerrando el recorrido por donde se asoman los pistones. Quienes gustan del off-road o de actividades más sport, a veces rebajan la culata; es decir, se disminuye su altura para que, al cerrar el motor, la cámara de combustión sea más pequeña, aumentando la compresión y la fuerza del motor. 

Si bien es mecánicamente válido, por algo los fabricantes de cada vehículo determinaron el tamaño original de la culata. La culata es donde van las válvulas y pudiste ver una en la imagen anterior. 

Eje de leva

El eje de leva es el encargado de abrir y cerrar válvulas mientras funciona el motor. El eje de leva va girando a la par con el cigueñal en relación 2:1; esto es que dos vueltas del cigueñal son una del leva. Ambos están conectados mediante una correa de transmisión.

Mientras gira, las partes puntiagudas pulsan las válvulas para cerrarlas. Las válvulas son como unos resortes, entonces cuando la punta del eje de leva deja de pulsar la parte superior de la válvula esta se abrirá y se cerrará la siguiente, así hasta completar el ciclo.

Un problema en el eje de leva también es serio y es necesario atenderlo inmediatamente. Normalmente hay que cambiar de eje de leva, puesto que los arreglos parches nunca van a tener durabilidad. Seguramente habría que hacer un semi ajuste mandando a rectificar la culata y cambiando empaquetaduras y otros elementos. 

También te puede interesar:

 

¿Quieres un auto usado? Antes de decidirte, revisa su historial de revisiones técnicas, infracciones, permisos de circulación, multas TAG ¡y mucho más!

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ