¿Cómo ahorrar bencina? Consejos para consumir menos

Ahorrar bencina es una tarea sencilla si se toman en cuenta detalles que marcan la diferencia.

04 de octubre 2021

El precio de la bencina en Chile 

Hace ya varios años que en Chile viene siendo un tema recurrente las alzas de precio de los combustibles. Adicional a la tendencia mundial de aumentos de precio de los hidrocarburos, en Chile golpea también al bolsillo el impuesto específico, el que aumenta los valores de gasolinas en más de un 30%.

Durante el tercer trimestre de este 2021, el valor promedio de la gasolina fue $957, siendo la mínima de $941 y la máxima de $978. Hay que señalar, que el sitio Global Petrol Price destacó el valor promedio de la gasolina en el mundo para el mismo período, que fue de $1.271.

En tanto, en el caso del diésel, durante el mismo período en análisis, el valor promedio fue de $689; con un mínimo de $665 y un máximo de $716. Eso sí, muy por debajo de la media mundial que es de $1.155.

Como pueden ver, barata no está la bencina, por lo que es bueno entregarte ciertos tips que te ayudarán a hacer más eficiente el desempeño de tu auto, cuidando el motor y el consumo de combustible lógicamente. Pon atención a lo siguiente:

¿Buscas un auto usado? Revisa sus antecedentes con el Informe Autofact

Ingresa la Patente del vehículo

Motor:

Debes reemplazar filtros de aire y combustible periódicamente. A la vez cambia bujías a tiempo según lo especificado por el fabricante y realiza mantenciones preventivas periódicas, en todo el auto, especialmente en los sistemas de inyección del vehículo o del carburador si tienes un auto más antiguo.

En general debes intentar disminuir al mínimo que el motor trabaje con piezas desgastadas. Si hay algún componente que no ha sido reemplazado a tiempo, como cambiar aceite, por ejemplo, se enferma tu motor, lo hace más pesado y podría hacerlo consumir más. 

Neumáticos:

Hay una cosa que es cierta. Caminaremos mejor, si mejor es nuestro calzado. Con los autos es lo mismo: ruedas desgastadas, con problemas en algunos de sus ejes o desinfladas, hacen andar mal al auto y lo vuelven ineficiente. Eso repercute en el consumo de combustible.

Trata de hacer periódicamente alineación, balanceo, reemplazo de neumáticos y rodamientos, por ejemplo. En términos de presión, revisa lo que dice el fabricante, pero generalmente se recomienda 30-32 libras para carretera o ciudad; 20-22 para camino de tierra y 15 o menos para arena o barro.

Un neumático muy desinflado en pavimento vuelve el auto pesado de avanzar y doblar; mientras que ruedas muy infladas en tierra, hacen perder tracción al vehículo, pudiendo facilitar que pierdas el control en una maniobra o curva. A la vez, ruedas muy infladas en arena o barro, van a hacer que los neumáticos caven en lugar de avanzar, lo que te va a hacer desperdiciar gasolina, acelerando y acelerando sin avanzar. En esos casos ni hablar del desgaste de otras piezas del motor o transmisión.

Climatización:

Si nos ponemos a hilar fino hay un aspecto de la climatización que existe desde los inicios del automóvil y que incide, aunque mínimamente, en el consumo de combustible: las ventanas abiertas. Así es, ir con ventanas abiertas en carretera a gran velocidad puede hacer perder eficiencia aerodinámica y ganar resistencia al viento, haciendo todo más pesado y por ende más gastador.

Lo otro, ya más sabido por todos, es el uso de aire acondicionado, usarlo aumenta hasta en un 20% el consumo de bencina. En cualquier caso, el aire acondicionado consume más que las ventanas abiertas.

Velocidad y marchas

Ir en quinta, a 80 km/h y a 3.000 rpm es sinónimo de poco consumo de combustible. En general lo que más consume es ir con el auto muy revolucionado y/o estar constantemente poniendo primera, segunda, tercera, como cuando andas en un taco. La única forma de evitar consumir combustible de más en la ciudad, es que en lo posible no andes en tu auto a la hora del taco.

Si estás obligado a hacerlo, trata de manejar con aceleraciones bajas y suave. Tranquilo, mientras haya taco, acelerar más no te va a hacer llegar antes. Ojo, no lleves el motor con demasiado pocas rpm, si lo haces podrías tapar el catalizador, entre otros eventuales problemas.

Evita el sobrepeso

Más que evitar el sobrepeso, el secreto está en ser eficiente. Si bien cada auto tiene su capacidad de carga, si vas con el auto muy cargado, trata de no forzarlo demasiado. Quizás tu vehículo con cuatro personas y con el maletero lleno, sin estar con sobrepeso, podría no tener la capacidad para adelantar a una fila de camiones yendo de Santiago a La Serena.

Es simple, ¿cómo te sentirías corriendo con una mochila de 30 kilos en la espalda? ¿Te cansarías más que yendo sin ella? ¿Necesitarías más nutrientes para hacerlo? En los autos es lo mismo. Si vas con mucho peso, anda despacio, no aceleres brusco, nadie te apura. Si sientes el auto demasiado pesado, sube un par de libras de presión de neumáticos, pero no mucho, porque pierdes tracción. Si comúnmente usas 32, ponle 35.

Una última cosa: usa otros medios de transporte como micros, taxis, Uber, metro, bicicleta o camina. Hay distancias tan cortas que no requieren que uses tu auto.

¿Buscas un auto usado? Revisa sus antecedentes con el Informe Autofact

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ