Cómo elegir bien mi primer auto

Para nadie es fácil elegir el primer auto. Sigue algunos de estos consejos para escoger el mejor.

18 de enero 2022

Para qué quiero el auto y cuánto puedo gastar

A pesar de la ansiedad y emoción inicial, no debes perder de vista la razón que te impulsa a comprar un auto. Puede ser por simple capricho o porque lo necesitas; en ambos casos, el presupuesto del que dispongas juega un papel fundamental. No sólo debes considerar el valor inicial del auto, sino que los costos de permisos, mantenciones, usos y el valor del préstamo, si es que optas por esa opción, entre otras variables.

En cuanto al uso que le darás, si se trata de comprar tu primer auto, lo más probable es que lo necesites para trasladarte de tu casa al trabajo o lugar de estudio, por lo que un citycar o hatchback podría ser lo más apropiado para ti.

Ahora, si es que también quieres hacer viajes de carretera, debes optar por un auto que no tenga el motor demasiado pequeño; es decir, que sea 1.2 litros o superior. Un auto con motor de 1.000 cc o inferior va a sufrir con el peso de sus ocupantes y maletas, incluso con las tecnologías que hoy ofrecen muchos motores pequeños.

Debes considerar todos los usos que le darás al auto. Tal vez, además del uso diario y viajes de carretera, lo quieres para ir a la montaña o a cualquier lugar de fin de semana; cuyo acceso sea por caminos de tierra, agrietados y hostiles. En ese caso necesitas un vehículo de mayor altura, como un crossover, un SUV, una camioneta o un 4x4.

En este último segmento el valor de compra sube bastante, pero también debes ser consciente que, si vas a meter un citycar todos los fines de semana a un camino malo, tarde o temprano se te empezará a romper y a la larga podría ser más caro, incluso, que un SUV.

Piensa bien qué auto quieres, para qué lo quieres y cuánto es lo que estás dispuesto a gastar. Eso es fundamental. Si el presupuesto es limitado hay muchas opciones seminuevas o usadas que bien podrían cumplir tus expectativas.

Revisa los antedentes de tu primer auto con el Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

¿Qué será mejor? ¿Nuevo o usado?

Como muchas cosas en la vida, ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. Por ejemplo, un auto usado tendrá un costo menor en cuanto al precio de compra y gastos iniciales. Pero, podrías tener problemas mecánicos, una tecnología obsoleta y desconocimiento sobre quiénes fueron los dueños anteriores y cómo trataron el auto.

Por otra parte, el auto nuevo, ¡será nuevo! olerá a nuevo y serás el primero en sentarte y tomar el volante; la tecnología será avanzada, contarás con garantía (que te cubrirá por un mínimo de años dependiendo de la marca), y podrás olvidarte de grandes mantenciones por un tiempo. Sin embargo, tendrá un mayor costo de compra y del Permiso de Circulación, sufrirá depreciación respecto a su precio original, y además, deberás pagar el Impuesto Verde.

Si te decides por un usado, es muy importante que lo examines a fondo. Para esto, en Autofact te recomendamos hacer las siguientes pruebas en el auto usado que te está tentando:

Además de lo anterior, está el Informe Autofact, el que además de revelar los antecedentes legales del vehículo, entrega algunos detalles mecánicos, como su kilometraje registrado en cada revisión técnica o las mantenciones y reparaciones en concesionarios en caso que han sido realizadas en un local autorizado.

Recuerda que hay quienes efectúan sus mantenciones en talleres no autorizados, pero que de igual forma pueden ser buenos.

¿Hay disponibilidad de repuestos? ¿Son fáciles de encontrar?

De la disponibilidad de repuestos dependerá el costo de cualquier cambio o reparación que debas hacer. En este sentido, las marcas más comunes tienen la ventaja de ser más conocidas por los mecánicos y poseer una mayor oferta de repuestos.

Es así; es bueno que te informes de estas cosas, porque puede gustarte un vehículo cuya disponibilidad de repuestos y/o mecánicos sea muy baja. Intenta no ser muy innovador y elige vehículos de marcas bien conocidas o modelos que se han visto por las calles durante años.

Si quieres un auto más exclusivo, como uno importado, por ejemplo, pueden ocurrir dos cosas. Que ese modelo exclusivo comparta motor, partes y piezas con alguno más conocido, o bien que tengas que armarte de paciencia cada vez que tengas que encargar al extranjero ese repuesto que necesitas.

Hoy en día el consumo de bencina es importante

El rendimiento del vehículo es fundamental, ya que deberás destinar una parte importante de tu presupuesto mensual a este ítem. Para revisar este punto, te recomendamos ingresar a la página gubernamental www.consumovehicular.cl, donde calculan el rendimiento del auto, además de entregarte un gasto estimado anual del combustible.

Si quieres darle otra vuelta de tuerca al tema, te podemos decir que, si estás muy entusiasmado por un auto usado, tal vez un clásico y no te has decidido solo porque es muy gastador; entonces pondera algunas variables.

Quizás puede consumir mucha bencina, pero puede ser de repuestos y mano de obra muy baratos y de reparaciones de bajo costo; o bien, puede ser que su Permiso de Circulación sea literalmente 1.000% más barato que el de un auto más moderno o cero kilómetro.

Si a eso le sumas que usarás el auto solo algunos días de la semana, entonces ese usado que te ha quitado el sueño podría ser tuyo si quieres y encuentras uno en buen estado.

¿Cuáles son aspectos clave en seguridad?

Hace algunos años se decretó como obligatorio el airbag frontal y los frenos ABS para todos los vehículos nuevos que se comercialicen en nuestro país. Sin embargo, muchos semi nuevos y obviamente los más usados traían ABS o airbag como opcionales, o bien ni siquiera eran opciones.

Dicho esto, los airbags y ABS se vuelven aspectos claves de seguridad a la hora de elegir el primer auto. No obstante, seamos realistas; no todos podemos tener un auto nuevo como primer auto; casi inevitablemente hay que mirar usados y seminuevos.

Entre esos modelos los principales aspectos de seguridad que debes considerar es que, como dijimos, idealmente tenga airbags y ABS. De lo contrario, que al menos tenga los cinturones de seguridad en perfecto estado, frenos de disco adelante, dirección hidráulica y que sus neumáticos, llantas y dirección estén en buen estado, bien alineados y sin ningún problema estructural.

Para quienes gustan de salidas a la montaña o a las dunas, es bueno tener una jaula antivuelco en sus pick ups o 4x4, ni se imaginan cómo pueden salvar una vida. Muchos SUV modernos, debido al uso que soportan, traen varios refuerzos estructurales que buscan emular a las antiguas jaulas.

Revisa los antedentes de tu primer auto con el Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ