¿Qué es el leasing?

10 de Mayo 2016, 12:40 hrs.

Periodista

El leasing (que puede ser operativo o financiero), es un tipo de financiamiento que comienza como un contrato de arrendamiento: una empresa compra el auto que quieres y te lo arrienda en un plazo de mensualidades acordado. Al final, puedes adquirir el auto.

¿Qué es el leasing?

Existen muchos tipos de financiamiento para adquirir un auto. El leasing es una de las opciones más elegidas por empresas, aunque algunos bancos también ofrecen esta posibilidad a personas naturales.

El leasing es básicamente un contrato de arriendo en el que el bien, en este caso un auto, se paga durante un plazo de cuotas previamente pactado. Cuando el arrendatario cancela todas las cuotas, el valor total del bien queda amortizado. Suele tener una duración de dos años, aunque puede durar hasta cuatro (48 meses).

¿Qué pasa cuando finaliza el contrato?

Y al finalizar el contrato, el arrendatario puede pasar a ser el dueño del vehículo si cancela la última cuota que supone la compra del mismo, y cuyo valor equivale a una cuota más del contrato.

Existen otras dos opciones, aunque pueden salir menos económicas que la anterior: el arrendatario puede entregar el auto una vez finaliza el contrato y quedarse sin deuda, o también puede renovar el contrato de nuevo.

Su funcionamiento es sencillo y fácil, sin embargo hay que tener en cuenta algunas características de este tipo de financiamiento que se diferencian de otros tipos de crédito automotriz.

¿Qué ventajas tiene este tipo de financiamiento?

La mayoría de las ventajas están asociadas a las empresas o autónomos. En primer lugar la financiera o banco realiza la compra del bien a su nombre, por lo que éste no aparece como bien de la empresa o de la persona natural, ni tampoco el crédito aparece en el sistema ya que se trata de un arrendamiento.

Las operaciones de leasing no se encuentran gravadas por el impuesto de timbre y estampillas, lo que sí ocurre en el resto de tipos de financiamiento automotriz.

Además, a diferencia de otros tipos de crédito, si se dejan de pagar las cuotas, el vehículo deja de ser arrendado y vuelve a la empresa de leasing o banco.

Otra de las ventajas de este tipo de financiamiento es que dependiendo de la entidad financiera, existe la posibilidad de financiar la totalidad del bien sin necesidad de pagar ningún pie, aunque lo más común es que se pida un pie del 20%, que suele ser el mínimo exigido por la mayoría de financieras.

También se pueden elegir cuotas fijas o flexibles, y el vehículo está asegurado durante toda la etapa del leasing por la entidad financiera (eso no quita que el usuario del auto adquiera el SOAP, seguro obligatorio).

Por último, las tasas son muy competitivas respecto a otros financiamientos, y además son consideradas un gasto, y por lo tanto las empresas y autónomos pueden declarar estos pagos como gastos de la sociedad y así rebajar la base tributable de la empresa.

¿Qué inconvenientes tiene el leasing?

A pesar de que las cuotas tienen un interés bajo, éstas incluyen los gastos inherentes al contrato y los costos de inscripción del vehículo, seguros y permiso de circulación, que se dividen en partes iguales a pagar todos los meses. Por eso no te fijes solo en el valor de la tasa de interés, sino en la totalidad del costo de la cuota mensual, que será más alto.

Mientras dure el periodo del leasing, el auto no te pertenecerá y por lo tanto no podrás transferirlo ni utilizarlo como si fueras el propietario. El auto tendrá limitaciones al dominio y su uso estará limitado a lo que figure en el contrato de arrendamiento del leasing.

Si eres una persona natural, no podrás disfrutar de la mayoría de las ventajas del leasing, por lo que ten muy en cuenta éste y otros créditos antes de decirte por uno. Valora el costo de las tasas, el CTC (costo total del crédito), el tiempo que necesitas para pagar el vehículo, y el tiempo que piensas tenerlo.

¿Dudas entre el leasing operativo y el leasing financiero para empresas?

Quizás has oído hablar de dos tipos de leasing. Uno es el leasing operativo, y el otro es el leasing financiero. Mientras el primero ofrece un servicio casi igual a un arrendamiento corriente del bien (en este caso un auto), el leasing financiero consiste en arrendar el bien pero con el objetivo final de adquirirlo en la última cuota.

¡Ojo! ¿Qué ocurre si compro un auto que ha pertenecido a un leasing operativo? Revisa este artículo para conocer los inconvenientes de adquirir este tipo de autos

¿Cuan útil te resultó este artículo?

¡Comenta en nuestro nuevo blog!

Los comentarios se mantendrán cerrados en esta versión,
pero podrás comentar este mismo artículo en el nuevo sitio.

Comentar

Informe Autofact

Patente
RUT
Tu nombre
Tu email
Tipo informe
¿Aún no lo tienes claro?
¿Por qué no ves un Informe Ejemplo?
Informe Ejemplo
Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica

¿Ya estás listo para tener toda la información a tu alcance?

Pedir mi Informe