Menú

¿Qué ocurre si repruebo el examen de mi licencia clase B?

No te preocupes, puedes rendir el examen las veces que quieras respetando ciertos plazos. Eso sí, alguna condición médica podría inhabilitarte. Revisa acá los detalles.

Reprobar el examen de conducir clase B en Chile

Dar el primer beso, ir a la primera fiesta, cumplir 18 y poder sacar tu licencia de conducir son pasos importantes para cualquiera, sobre todo en la adolescencia.

Tener tu licencia clase B  es una prueba de vida que nos enrostra si somos o no capaces de hacer algo tan cotidiano y necesario como manejar. 

Si se reprueban los exámenes teóricos, psicotécnico y práctico, no es el fin del mundo, se puede rendir de nuevo y aquí te contaremos de esos plazos y condiciones.

Por si no lo sabías, el examen de manejo para obtener la licencia clase B, se compone de tres partes, un examen teórico, uno psicotécnico, que incluye una parte médica; y un examen de manejo práctico. 

En cada uno de ellos podrías fallar, sea por errores propios o por algún tipo de falencia, como problemas de vista o en tus reflejos, por ejemplo. 

Por tal razón, te desglosamos cuáles son los errores más típicos en cada una de las etapas de un examen de manejo para obtener la licencia clase B.

Informe Full Autofact

¿Te gusta un auto usado y lo quieres comprar? Revisa su historial con el Informe Autofact.

Ingresa una patente

El examen teórico para obtener la licencia clase B

Hoy en día existen una prueba teórica específica para cada tipo de licencia de conducir, aunque hay algunas cuestiones comunes, principalmente ligado a las señales de tránsito y también a la convivencia vial

El examen teórico para obtener la licencia clase B, y también la de motos clase C, consta de 35 preguntas, las que debes contestar en máximo 45 minutos. 

De ellas, hay 32 preguntas que valen un punto y 3 de ellas que valen dos cada una. En total son 38 puntos y con 33 se aprueba el examen.  

Como el factor común son las leyes del tránsito y la convivencia vial, sería recomendable transitar por la ciudad con alguien que ya tenga su licencia, que te vaya comentando, cuándo alguien tiene preferencia, cuándo no, o de qué se trata cada una de las normas y señales que se pueden ver mientras circulan por la ciudad. 

Esta conversa, esta experiencia, servirá para aprobar el examen teórico y también el examen práctico, del que ya te hablaremos. 

Cinco errores que te harán reprobar el examen teórico

Quienes reprueban el examen teórico, les ocurre más por errores muy evitables que por no saber o no haber estudiado. Sobre todo para el examen para obtener la licencia clase B, el sentido común y el conocimiento básico de la convivencia vial, priman por sobre todo. 

Es por eso que los cinco errores que te harían reprobar el examen teórico son:

1.- Contestar el examen muy rápido

Tienes 45 minutos para responder el examen, que es un tiempo más que suficiente para leer, pensar y responder sin apurarte demasiado. 

Podrías saber la respuesta a una pregunta y marcar otra alternativa o bien confundir alguna cifra. Incluso el querer ir rápido te podría hacer olvidar una respuesta que sabes perfectamente, pero la agonía no te permite pensar con claridad.

Como te dijimos, con sentido común, conocimiento de convivencia vial y de las normas del tránsito, la prueba es fácil. No le des más vueltas, pero tómate el examen teórico con calma.

2.- No leer bien las preguntas

El ir demasiado rápido o estar muy tenso, podría jugarte una pésima pasada, como no leer bien una pregunta. Podrías entender mal una pregunta o leer lo contrario y marcar la opción errada, como: “¿Cuándo NO es posible virar a la izquierda?”, y leer ¿Cuándo es posible virar a la izquierda? La mera presencia de la palabra “NO”, cambia el sentido y, por lo tanto, la alternativa correcta.  

Respira antes de leer cada pregunta y tómate tu tiempo, tienes poco más de un minuto por pregunta: leer, pensar y responder. Parece fácil, porque es fácil. 

A la vez, no olvides leer bien las alternativas, podría haber alguna opción capciosa que te quiere sorprender y hacer que te equivoques. Calma y atención es fundamental en todo momento del examen para obtener la licencia clase B. 

3.- No leer bien todas las alternativas

Como te decíamos, podrías leer mal una alternativa o apurarte y marcar la primera que creíste correcta, cuando en verdad era la alternativa D la correcta y no la A. 

Así es, el examen para la obtención de la licencia clase B tiene cuatro alternativas para cada pregunta. Lee bien cada una de ellas antes de responder, aunque estés 100% seguro de la respuesta a la pregunta.

No olvides que en esta prueba es solo una la alternativa correcta. Analiza bien y lee bien todo antes de responder.  

4.- Responder de memoria

Este es uno de los errores más tontos y puede ser fatal. Antaño, pasaba que muchos se memorizaban la alternativa correcta a una pregunta. Lo que era tremendamente arriesgado, aunque hay testimonios de personas que les resultó. 

Con la llegada de computadores e impresoras hace ya un par de décadas esa estrategia se volvió completamente estéril, dado que, quien confecciona el examen, puede cambiar el orden de las alternativas a su antojo con una simple edición en Word.

Hace varios años, se exportaba las preguntas del libro para estudiar directamente a la prueba, por lo que memorizar las respuestas era arriesgado, pero servía.

Como te dijimos en un comienzo, es fundamental leer bien la pregunta, pensar, leer las alternativas con calma y luego responder. Nada de memoria y mucho de sentido común, siempre.    

5.- Que los nervios te ganen

Como te dijimos al comienzo de este post, obtener la licencia para manejar es un paso importante en la vida y sobre todo quienes tienen 18 años, les es difícil no estar a lo menos algo ansiosos. En este sentido, es muy importante controlar esas emociones y rendir todas las etapas para obtener la licencia con la mayor calma posible. 

Si ya rodaste varias veces con alguien al volante, hablaste de tránsito y te preocupaste de aprehender de y con la convivencia vial, puedes estar tranquilo. Manejar será menos extraño para ti y, por lo tanto, deberías estar más seguro frente a cada etapa del examen. 

Practica con el Libro del Nuevo Conductor, practica observando como copiloto y dentro de lo posible maneja con alguien con licencia al lado, todo eso te hará apropiarte del asunto y llegar más empoderado al examen para obtener la licencia clase B. 

Duerme bien el día anterior y llega con tiempo a rendir el examen; no alimentes tus nervios de cuestiones innecesarias. 

FRASE Revisa el material preparatorio para el examen de la obtención de licencia de conducir que dispone CONASET en su sitio oficial.

Los errores en el examen psicotécnico

Esta etapa de la obtención de licencia de conducir pone nervioso a varios. Por alguna misteriosa razón, la gente le tiene una especie de miedo a esta parte del examen, quizás porque es un área más desconocida, donde no hay mucho que practicar antes. 

Es frecuente escuchar el miedo a la parte de “las tijeras” o que pienses que no vas a poder ver bien en la sección donde se evalúa la visión, siendo que no eres una persona que necesita lentes ópticos.

La cabeza y los nervios nos puede hacer varias jugadas que son difíciles de controlar y es por eso que lo importante es mantener la calma y no dejarse vencer por estas emociones. 

Pese a ser pruebas desconocidas, están pensadas para evaluar cuestiones básicas que cualquier automovilista debe tener. Si el examen psicotécnico fuese una fase tan difícil de realizar, no habría tantas personas con licencia de conducir, piénsalo así. 

Es decir, el examen psicotécnico para la obtención de la licencia de conducir no es tan difícil como parece. Lo principal es conservar la calma y tenerse fe en las propias habilidades. 

Consulta la patente de un vehículo y
obtén su historial completo en minutos
user-vehicle
Autofact

¿Cómo preparo el examen médico?

En el examen médico para la obtención de la licencia de conducir, no hay mucho que preparar, puesto que en esta pesquisa, lo que se hace es evaluarte como persona en la entrevista con el doctor, además de analizar el estado de tu visión, audición y reflejos al volante. 

De esta manera, el examen psicotécnico, se compone de la parte médica y de las mencionadas pruebas de visión, audición y motrices. Si fallas en algún ítem, el médico debe decirte dónde estuvo el problema que hizo que repruebes. 

Será el médico el que te dirá, según su criterio, cuándo puedes volver a rendir la parte médica del examen. Podrías fallar en la visión y necesitar ir al oftalmólogo, o quizás la ansiedad no te dejó rendir el psicotécnico en paz y podrías necesitar algunas sesiones con el psiquiatra, el médico decidirá y te lo hará saber. 

Si el médico determina que tus falencias no tienen solución para que manejes, ya sea en la primera oportunidad que rindes el examen, o cuando vuelves a darlo, entonces no podrás obtener la licencia de conducir. Eso sí, podrías apelar ante el Servicio Médico Legal SML para revertir la situación.

¿Cómo apelar frente al SML?

Si el médico examinador determinó que no estás en condiciones de conducir, entonces podrás apelar. Para hacerlo, tienes que presentar el oficio del médico que te examinó, una solicitud de reevaluación del examen y un certificado emitido por otro médico que diga que sí puedes manejar. 

Si se trata de renovar la licencia de conducir, tendrás que presentar además la Hoja de Vida del Conductor, donde estarán todos tus antecedentes al volante. 

El SML acepta o rechaza tu solicitud en un plazo de entre 15 y 45 días. La resolución y determinación del SML no será apelable, si no puedes manejar, entonces no puedes.

¿Y la Ley Jacinta?

Actualmente, se encuentra en el Congreso una ley que busca que todas las personas que quieran obtener su licencia o renovarla por primera vez, deban llevar un certificado médico que dice que estás apto para manejar. 

En este sentido, si ese certificado médico es fidedigno, no debería haber razones que justifiquen que repruebes el examen médico. Ese certificado dice que estás apto, por lo que deberías aprobar.

La Ley Jacinta, que adoptó ese nombre por la muerte de una bebé de 5 meses en manos de una persona de 80 años al volante, está en discusión y debería ser votada durante el primer semestre de 2024, aunque eso podría demorar.  

Transfiere tu auto de forma segura, desde donde quieras, 100% online
user-vehicle
Autofact

Fallas comunes en el examen práctico de manejo

Llegó la hora de manejar. Sin lugar a dudas, la parte del examen que más tuviste la opción de preparar, la parte del examen que inconscientemente has estudiado toda tu vida al mirar como el resto conduce o incluso yendo como copiloto. 

Sin embargo, hay errores que en muchos casos ocurren porque obviamos lo obvio; en los detalles está la clave de si apruebas o fallas en el examen práctico de manejo.

Un consejo que podrías haber escuchado antes al respecto es, “maneja como abuelita”, metáfora que alude a que manejes tranquilo, a baja velocidad, con tus dos manos al volante, sin música y con el cinturón de seguridad puesto. Quizás no todas las abuelitas conducen igual, pero es una analogía que se escucha frecuentemente para aprobar el examen práctico. 

A continuación, te dejamos 10 errores frecuentes que podría cometer cualquiera de nosotros en el examen práctico de manejo. Ojo, porque hay actitudes al volante que tenemos normalizadas, pero que son un error en este examen, como por ejemplo manejar con una sola mano al volante. Atención con el listado. 

FRASE En el canal de Youtube de CONASET existen videos que te ayudan a preparar el examen práctico para obtener la licencia de conducir.

1.- No usar el cinturón de seguridad

En Chile, y en varios países del mundo, es obligatorio usar el cinturón de seguridad, tanto para el chofer, como para sus acompañantes.

Si no quieres fallar en esta parte del examen, entonces ponte el cinturón de seguridad apenas te subas al auto y advierte al examinador que también lo haga. Como parte de la evaluación, él podría esperar que tú le pidas que se ponga el cinturón.

2.- No comprobar que los espejos están ajustados para ti

Luego de subirte al auto y ponerte el cinturón de seguridad, regula los espejos según tu altura y posición al volante. Debes preocuparte que tanto el retrovisor central, como los espejos laterales, queden de tal forma que puedas ver por los tres desde tu posición de manejo. 

No olvides nunca comprobar que los espejos están bien posicionados para comenzar el examen práctico. 

3.- No respetar las preferencias de los demás

Cuando ya estás conduciendo, llegó la hora de la convivencia vial, donde manejas a la defensiva, sin apuros, sobresaltos y sobre todo respetando las preferencias del resto a la hora de pasar o virar, por ejemplo. 

Si estás en un cruce, recuerda quién tiene la preferencia de pasar o de virar a la derecha o izquierda según las circunstancias. Si hay un ceda el paso, respétalo

Como viste en la imagen hay cuatro vehículos. Supongamos que eres el azul. Si quieres virar a la izquierda, entonces sí o sí tienes que esperar que el verde y amarillo pasen, pero ¿Quién pasa primero la kombi o tú? Si tu intención es virar a la izquierda, la preferencia la tendrá la kombi, quien no plantea cambiar de carril. Deja que pase y luego, si no viene nadie, vira a la izquierda. 

4.- No usar los intermitentes

Las luces intermitentes, la luz de freno y de reversa fueron creadas para que le comuniques al resto tus intenciones y acciones al volante. 

Si bien las luces de freno y reversa deberían actuar si pisas el freno o pones reversa, respectivamente, las intermitentes solo actúan si las activas. Si vas a cambiar de carril, adelantar o virar a otra calle, no olvides nunca usar las intermitentes, no hacerlo es una falta grave en el examen.

5.- Exceder el límite de velocidad

Lo más probable, es que el examen práctico lo hagas en una zona urbana, donde en una buena parte del tramo el límite máximo de velocidad sería 50 km/h. De todas formas, tienes que estar atento, porque si pasas por zona escolar o cercano a un recinto de salud, ese límite será inferior (30 km/h). 

Tienes que estar siempre atento a las condiciones del tránsito, si tienes dudas, será mejor conducir a 35 km/h. Así estás por debajo de los 50 km/h normalmente permitidos y no sobrepasas en más de 5 km/h una zona escolar de 30 km/h. 

user-vehicle
¡Únete y descubre un mundo de beneficios exclusivos para ti y tu vehículo!
user-vehicle

6.- No respetar la preferencia de peatones

La primera preferencia siempre la tendrán los peatones, incluso si están cruzando por un lugar indebido, pues el respeto a la vida de los demás, primará frente a cualquier otra cosa. 

En un semáforo o paso peatonal, tienes que sí o sí dar la preferencia a que el peatón cruce la calle. Si un peatón va a cruzarse por tu camino, baja la velocidad o detente y deja que cruce la calle; así de simple.

7.- Transitar por berma o veredas 

El clásico “cuneteo”. Así es, cuidado al virar y estacionar. Circular por la derecha tiene el constante riesgo de golpear con una de tus ruedas la vereda o cuneta, o bien sin percibir, podrías transitar por la berma en una autopista o carretera. 

Cualquiera de estas acciones son condenables y debes tener cuidado. Procura siempre mantener tu pista o carril y evita al máximo una maniobra que haga que subas a la vereda, transites por la berma o golpees tus ruedas con la cuneta. 

8.- No respetar semáforo, Pare o Ceda el paso

Quizás escuchaste a alguien decir alguna vez que estas señales de tránsito son como un carabinero, es decir, no respetar un Pare, es como no respetar la orden de un carabinero para que te detengas.

Aquí la cuestión es simple. Si hay una luz roja o un Pare, detente por completo. Si la luz es amarilla en el semáforo, es hora de bajar la velocidad para detenerte en la roja y no acelerar antes que aparezca la roja. 

Si hay una señal de ceda el paso, debes bajar la velocidad y mirar hacia ambos lados del camino y evaluar si puedes o no pasar.  

9.- Perder el control del auto

Al igual que el anterior, este es un error reprobatorio. Si estás en un examen práctico, deberías estar conduciendo con el mayor cuidado, a la defensiva, a una velocidad prudente y con maniobras suaves. Si pierdes el control del vehículo es porque algo hiciste demasiado mal.

Maneja con cuidado y evita salirte de la pista, hacer movimientos bruscos o peor aún confundir los pedales. Es muy recomendable manejar bastante antes de rendir el examen práctico, pide a algún amigo o familiar que te ayude a practicar o si prefieres haz un curso de manejo en una escuela de conductores.

10.- Manejar con una mano

Hay personas que podría ocurrirles sin siquiera darse cuenta. La mala costumbre de manejar con una mano en el volante y el brazo izquierdo en la ventana, o bien con la mano izquierda al volante y la derecha en la palanca de cambios constantemente, es un error frecuente y evitable.

Lo correcto siempre será manejar con las dos manos al volante. Si imaginamos un reloj, la mano derecha debe estar a las 2 del reloj y la izquierda a las 10. Solo puedes sacar una de tus manos para usar los intermitentes o limpiaparabrisas, o bien pasar de cambios. Nada más. 

Si manejas con una sola mano, el error es considerado grave. De todos los errores y sus categorías en el examen práctico te hablaremos ahora. 

¿Cómo se clasifican los errores en el examen práctico de manejo?

El examen práctico de conducción se compone de una etapa de manejo libre y el otro guiado durante 25 minutos mínimo y a lo menos 5 kilómetros. 

Primero, debes manejar para donde quieras, de la forma que quieras, pero claro, respeta las leyes del tránsito, a los demás autos, a los peatones… a todos. 

Después, en la segunda etapa, será el examinador que te dirá para dónde ir o qué hacer y debes hacer caso. Podría ser que el examinador te quiera despistar, dando una instrucción que no deberías hacer. 

Escucha atento, quizás debas responder que eso no se puede hacer, en lugar de intentar seguir todo al pie de la letra. Una situación clásica: el examinador te pide que enciendas la radio, después te hace subir el volumen porque la música está entretenida… error. 

Recuerda que conducir con un volumen muy alto o usando cualquier otro elemento que te aísle del entorno, es motivo de multa. Así que si subes la música, estarías infringiendo la Ley del Tránsito.

Imagínate que ese aislamiento con el entorno, podría provocar un accidente, pues en el caso de la música, no vas a escuchar lo que ocurre a tu alrededor. Además, generar un accidente, implica consecuencias peores, según la Ley de Tránsito.

Los errores reprobatorios, graves y leves

Durante el examen práctico, el examinador clasificará tu conducción y registrará los errores reprobatorios, graves y leves. Los reprobatorios, como su nombre lo dice, te harán reprobar apenas ejecutes la mal deseada maniobra.   

Reprobarás un examen práctico si:

  • Cometes un error reprobatorio
  • Acumulas dos o más errores graves
  • Si cometes cinco errores leves y uno grave o más.
  • Si tienes 10 o más errores leves

Errores reprobatorios

  • No usar el cinturón de seguridad.
  • Ser imprudente al incorporarse a una pista, virar o cambiarse de pista; peor, si provocas que los demás tengan que evitar chocar contigo o el riesgo de accidente sea inminente.
  • Adelantar por la berma.
  • No parar en una luz roja o disco Pare. 
  • Golpear personas, animales, otros vehículos o elementos.
  • Perder el control del auto
  • Exceder la velocidad permitida
  • Desobedecer señales del tránsito u órdenes de un carabinero. 

Errores Graves

  • Ser imprudente al incorporarse a una pista, cambio de pista o virar, pero sin riesgo inminente de accidente. 
  • Cambiar sorpresivamente de pista obstruyendo la circulación
  • No señalizar o señalizar erróneamente
  • Adelantar en un paso peatones o cruce no regulado
  • Adelantar provocando riesgo para quien viene en sentido contrario
  • Ingresar a una intersección sin tener el espacio necesario, obstaculizando el tránsito de los demás.
  • Abrir la puerta y bajar del auto sin mirar si viene alguien
  • No respetar un Ceda el Paso
  • No respetar una señal de prohibición, restricción u obligación. 
  • Sobrepasar el eje central de la calzada, generando riesgo a los demás.
  • Circular sin encender las luces cuando corresponde, sea obligatorio o necesario. 
  • Confundir los pedales del vehículo. 
  • Soltar momentáneamente las manos del volante sin pérdida de control.
  • Manejar contra el tránsito
  • Manejar sin mantener una distancia de seguridad respecto de los demás vehículos en la vía.
  • Manipular elementos electrónicos o la radio mientras conduces.
  • No respetar el paso de los peatones, ciclistas y otros vehículos que tienen preferencia.

Errores leves

  • No identificar los documentos obligatorios que van en el auto.
  • No ajustar los espejos retrovisores o el asiento a tu conveniencia antes de manejar.
  • No poder salir en primera o peor aún, no poner la D en el vehículo automático y seguir insistiendo sin conseguirlo.
  • No sacar el freno de mano antes de andar.
  • Comenzar a manejar con alguna puerta abierta o mal cerrada. 
  • Chocar a la cuneta en alguna maniobra o subirse a ella. (podría contar como dos errores leves)
  • Seguir señalizando luego de haber hecho la maniobra.
  • Estacionarse a una distancia mayor a 30 cms con la cuneta o a menos de 60 centímetros del auto de adelante y atrás. 
  • Detenerse o estacionar en doble fila.
  • No poner el freno de mano luego de finalizar la maniobra de estacionamiento.
  • No señalizar o hacerlo mal al virar en U.
  • No respetar las líneas de pistas, bordes de la calzada o líneas de detención demarcadas o imaginarias.
  • Manejar en una marcha inadecuada respecto de la velocidad y circunstancias del tráfico. 
  • Tocar la bocina sin motivo
  • No identificar correctamente los mandos del vehículo, como por ejemplo confundir el limpiaparabrisas con los intermitentes u otro accesorio del auto. 
  • Manejar bruscamente o a tirones.
  • No estar atento al tráfico durante el examen.

¿Qué hago si repruebo los exámenes para obtener la licencia clase B?

Si repruebas el examen práctico o teórico, puedes volver a rendir cualquiera de los dos en un plazo de 25 días sin costo. 

Si repruebas nuevamente, podrás rendir otra vez los exámenes en 30 días más. En este caso tendrás que pagar nuevamente por el trámite de obtención de licencia clase B. Si repruebas otra vez, tendrás que esperar 6 meses para rendir algunos de los exámenes. La ley no establece un máximo de veces para rendir los exámenes, solo establece plazos.

Respecto del examen médico, los plazos y condiciones las manejará el médico, pues dependerá de la razón de rechazo los plazos para volver a presentarte frente al doctor. 

No serán los mismos plazos por haber tenido algún problema de visión, que por algún trauma psicológico o psiquiátrico, como la Amaxofobia

Si el examen médico te es denegado, o bien no apruebas por idoneidad moral, podrás apelar ante el SML, como te explicamos antes, o apelar ante el Juzgado de Policía Local de la municipalidad donde rendiste el examen. 

Si no volviste a ir en los plazos que te dieron, se da por terminado el proceso y deberás esperar 30 días hábiles para presentar los antecedentes y volver a rendir todo el examen de conducir desde cero. Si repruebas nuevamente, podrás volver luego de 6 meses. 

Agenda en la municipalidad de tu preferencia el día y hora del examen para obtener o renovar la licencia de conducir. En caso de rechazo, consulta respecto del procedimiento, podrían haber pequeñas variaciones dependiendo del municipio.

Consejos para prepararse mejor para la próxima prueba

Si quieres llegar preparado a enfrentar los exámenes que son parte del proceso de obtención de licencia de conducir, entonces cuida de lo siguiente:

  1. Convive al volante o como copiloto y aprehende normas del tránsito y convivencia vial
  2. Lee el Libro del Nuevo Conductor y no memorices, usa tu sentido común, verás lo fácil que es entender y aprender.
  3. Practica al volante con alguien de experiencia. Busca lugares vacíos con riesgos nulos o casi nulos de sufrir un accidente.
  4. Sé sincero contigo mismo y tus condiciones físicas y psíquicas. Si sientes que tienes problemas de visión, visita al oftalmólogo; si hay otros problemas auditivos o incluso de reflejos, es bueno ir al doctor. Si alguien te dijo que eres un loco al volante, acepta la crítica y hazte cargo. Podrías reprobar. 
  5. No te pongas nervioso, obtener la licencia de conducir, si mantienes la calma, es más fácil de lo que crees.  

También te podría interesar:

automatch-logo
Nuevo Informe
Conoce el Informe personalizado de publicaciones de autos usados en venta y evita fraudes.
Descubrir Automatch
Compartir
Subir

Informe Full Autofact

¿Te gusta un auto usado y lo quieres comprar? Revisa su historial con el Informe Autofact.

Ingresa una patente
Gratis

Solicita información básica de un auto usado

club-autofact-logo
Únete y disfruta los mejores beneficios, descuentos y utilidades del mundo automotriz.
automatch-logo
Nuevo Informe
Conoce el Informe personalizado de publicaciones de autos usados en venta y evita fraudes.
Descubrir Automatch