Auto viejo: ¿Hasta qué punto conviene comprar uno?

Sigue nuestros consejos y con un poco de suerte podrás comprarte un auto más barato, pero igual de confiable.

25 de febrero 2022

Las mismas marcas, otros modelos

Año tras año vemos cómo arriban a nuestro país nuevos modelos de vehículos que vienen a conquistar el paladar tuerca de todos los chilenos. Los años pasan, los modelos también; algunos llegan con sendas actualizaciones, algunos cambian por completo, otros se descontinúan y otros solo mantienen su exitosa plataforma.

Si uno mira más atrás en el pasado, vamos viendo modelos que ya no existen o bien versiones de algunos vehículos modernos, pero con tantas diferencias que parecen ser dos autos diferentes. Para muestra un botón, el Hyundai Accent de fines de los 90 no tiene punto de comparación con la versión actual.

Más allá de las tendencias de la industria, las marcas buscan hacer autos que duren en el tiempo y en algunos casos han logrado con éxito esa misión. No es raro encontrar autos de principios de este siglo o de fines del anterior que de alguna u otra forma siguen siendo confiables, solo que con muchas menos prestaciones que los que vemos hoy estrenarse en las concesionarias.

¿Quieres un auto viejo? Revisa sus documentos con el Informe Autofact.

Ingresa la Patente del vehículo

¿Cuándo hablamos de un auto viejo?

Tenemos por una parte los autos cero kilómetro, que en esta fecha pueden ser 2022, o quizás 2021 si es que hay algunos en stock.

Están los seminuevos que tienen como máximo 3 años de uso y que normalmente tienen su garantía vigente, a punto de expirar o que venció hace poco.Un auto seminuevo relativamente bien mantenido y cuidado debería tener las mismas capacidades que uno cero kilómetro, pero a un valor bastante menor.

Más atrás entre 3 y 10 años de uso podemos hablar de un auto usado.

Un auto con 10 años de antigüedad va a tener tranquilamente entre 180.000 y 220.000 si es que es de uso diario y de algunos fines de semana.

¿En qué estado puedo encontrar un auto de 10 años?

En estos casos van a influir varios factores en el estado real del vehículo. Si está bueno o no un vehículo con 10 años de uso, dependerá de si tuvo uno o muchos dueños, si se le hizo las mantenciones a tiempo y si su uso fue adecuado para lo que fue fabricado.

Al mismo tiempo, un vehículo de 10 años de antigüedad, estará bien deteriorado si es que ha sido utilizado por personas que dejan el pie en el embrague, que circulan a muchas revoluciones, que acostumbran a andar con el estanque de bencina vacío, o bien que van al cerro en un city car.

A la vez, hay usuarios que en lugar de hacer las mantenciones preventivas correspondientes, hacen mantenciones correctivas. Es decir, atacan los problemas cuando producen una falla y no antes de que ocurra.

Así, un auto con 10 años de antigüedad o más, ya es considerado un auto viejo, que debe respetar la restricción vehicular en una buena parte del invierno en Santiago y que va a depender de su o sus dueños si es que está en buen estado o no.

Recuerda que un auto con más de 150.000 kilómetros de antigüedad ya está pidiendo varias mantenciones más importantes, que de no haber sido realizadas a tiempo podrían ocasionar un daño irreversible en el motor, o peor aún algún accidente, si por ejemplo no se hizo una buena mantención de frenos.

    Auto viejo y barato: ¿Conviene comprarlo?

    Como decía la canción de Jarabe de Palo, “depende, de según como se mire todo depende”. Si eres una persona que le gusta la mecánica, o al menos tienes afinidad para entenderla, podrías tener un auto viejo, pero considerando algunas cosas.

    1.- Hay autos con una devaluación grande, como algunas marcas de lujo, puesto que sus reparaciones y mantenciones son tan caras que pocos quieren arriesgarse a encontrarse con sorpresas. A la hora de vender un auto viejo, olvídate de la devaluación, es el precio que debes pagar por comprarte un auto usado.

    2.- En general en la industria de Chile y en todos los países, hay autos bien usados que de igual manera siguen respondiendo bien a exigencias básicas, tales como moverse de la casa al trabajo o ir a un paseo relativamente cerca durante el fin de semana.

    Ejemplo de estos tipos de vehículo son varios exitosos que han pasado o siguen en el mercado. Por nombrar algunos está el Chevrolet Corsa, el Suzuki Vitara, Volkswagen Escarabajo, el Nissan V-16, el Toyota Yaris, Ford Ka, Volkswagen Gol y muchísimos otros.

    En general son todos modelos confiables y de gran prestigio; que siendo bien cuidados y mantenidos, podrían ser lindas joyas para manejar estilo vintage, año 2003, pero vintage.

    3.- Un punto en contra puede tener que ver con las mantenciones preventivas/correctivas. Es por esto que decíamos que es bueno tener cierta afinidad con la mecánica, porque a veces hay autos viejos que aún siendo buenas máquinas tienen ciertas “mañas” o mantenciones recurrentes que si no haces, puedes pasar malos ratos.

    En este caso es bueno hablar con el dueño e intentar que se sincere de esas cosas; por ejemplo, algo común son las pequeñas fugas. Por mitológicas razones hay fugas de aceite que por alguna extraña razón nunca sanan del todo y pese a un buen funcionamiento, alguna gotita se verá por ahí.

    Si estás atento, puedes revisar los niveles de lubricante, rellenar cuando corresponde y listo, no habría mucho más de qué preocuparse.

    4.- Si quieres un auto viejo y lo vas a usar para caminos de tierra, jeepeo o viajes de más de 100 kilómetros en carretera, entonces ármate de paciencia porque, aunque el paseo sea un agrado, alguna pieza del auto se podría resentir más de la cuenta.

    Hay que estar atento siempre; si eres alguno de los que baja el volumen de la radio para escuchar ese ruidito extraño, eso está bien, es porque estás atento a cómo se comporta el “bólido”.

    5.- Si el auto viejo será de uso diario, puede ser recomendable comprarlo para usarlo fuera de la región Metropolitana, pues nadie querrá lidiar con la restricción vehicular en invierno que es bastante estricta con vehículos de más de 10 años de antigüedad.

    Consejos para la compra de un auto viejo

    1. Aprende a identificar si es que  ha sido adulterado el kilometraje de un vehículo.
    2. El Informe Autofact muestra los kilometrajes registrados en revisión técnica para que cotejes con el cuenta kilómetros. 
    3. Los factores que inciden en el precio de un auto usado.
    4. Los trámites que debes hacer para comprar un auto usado.
    5. Estos son algunos de los principales riesgos de comprar un auto usado.
    6. ¿Qué será mejor? ¿Una compraventa de autos o comprarle a una persona particular?

    Buenos post de tips mecánicos al comprar un auto usado

    ¿Quieres un auto viejo? Revisa sus documentos con el Informe Autofact.

    Ingresa la Patente del vehículo

    Solicita de manera gratuita información básica del
    vehículo AQUÍ